Supercopa Endesa: Herbalife Gran Canaria jugará su segunda final consecutiva

Supercopa Endesa: Herbalife Gran Canaria jugará su segunda final consecutiva

Gran CanariaD.J. Seeley celebra la
victoria de Gran Canaria – ACB.com

El Herbalife Gran Canaria y el Real Madrid
eran los protagonistas de la segunda semifinal del día. Tras la
buena victoria de Valencia Basket sobre Unicaja Málaga, era la
hora de conocer al segundo finalista en un partido que no tuvo
mucha historia. Ambos equipos llegaban con ganas de
competir desde el principio. El Herbalife Gran Canaria fue el
campeón del Circuito de Pretemporada Movistar en
Granada
y el Real Madrid se ha estado enfrentando a
grandes equipos de Europa en su preparación. Tuvimos un partido
igualado en los primeros minutos pero pronto cambió la
dinámica.

El conjunto de Luis Casimiro partía
con la ventaja de jugar en casa durante esta Supercopa Endesa y
consiguieron aprovecharlo a la perfección
. Fue un
partido que comenzó con un ritmo bastante igualado para los dos
equipos, pero la gran defensa del conjunto canario fue
determinante para detener el ritmo ofensivo y poco eficiente
mostrado por los de Pablo Laso durante los primeros diez
minutos de partido. Eulis Báez y D.J. Seeley
comenzaban a calentarse en el partido y marcarían el camino
para que el Gran Canaria no detuviera su ritmo de partido
durante los cuarenta minutos.

El tiro de tres, el gran amigo de Herbalife
Gran Canaria

Si hay un factor que ha determinado el partido
ha sido el acierto en el tiro exterior para los canarios. Desde
el primer minuto, se han mostrado muy familiarizados con los
aros y se la han devuelto con una gran cantidad de triples que
les permitía abrir la primera brecha del partido. El Real
Madrid respondía con el buen juego interior de Ayón y
Trey Thompkins
, que era suficiente para mantenerse
cerca en el marcador.

Pronto se subiría al carro
Gal Mekel
que debutaba en casa con una
gran actuación con buenas internadas en la pintura así como en
el tiro de tres, siguiendo la moda de su equipo. El
Real Madrid se vio incapaz de mantener este nivel
y
pronto consiguieron agrandar la diferencia a dobles dígitos
antes de marcharse al final del primer cuarto.

Oriol Paulí tiró la puerta abajo

El segundo cuarto fue el momento de Oriol
Paulí para brillar. Hizo de todo, triples,
alley-oops, asistencias… Fue una de las grandes
estrellas del partido que permitió que Gran Canaria siguiera
aumentando la brecha
frente a un Real Madrid perdido y
sin ideas. Fischer comenzaba a dar señales de vida con buenas
jugadas en ataque bajo canasta; una pequeña muestra de lo que
estaba por venir.

El tercer cuarto fue el entierro del Real Madrid. El balón no
entraba y su rival se hacía muy fuerte. Con D.J. Seeley
al mando, los canarios se veían como claros favoritos para
pasar a la final
. Los diez minutos más largos de la
carrera de Pablo Laso. Una actuación terrorífica de un Real
Madrid que no daba pie con bola, daba igual cuál fuera la
jugada que intentase, nada salía. Afrontaban el último cuarto
sin muchas esperanzas de poder remontar el partido tras haber
estado abajo por dieciséis puntos de diferencia.

La esperanza blanca

En el último cuarto del partido, vimos a un
Madrid mucho más decidido. Tenían que apostarlo todo para
intentar conseguir una victoria a la desesperada y consiguieron
reducir la diferencia a seis puntos gracias a una serie de
triples de un Trey Thompkins que ha mostrado
una gran mejoría en el tiro; se nota en qué ha estado
trabajando durante este verano. A pesar de ponerse muy
cerquita, los canarios mataron el partido con una serie
ofensiva espectacular de Fischer que cerraba el partido dando
el pase a la final a los suyos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *